Yo ignoro, tu ignoras, todos ignoramos...

Santos de mi devoción o no, "creadores" o criadores de improviso, inventores del hilo negro, fundadores de lo increíble, son hoy en día los jueces de cualquier evento que hay.
No debemos de atentar contra lo más importante de cada exposición: LOS PARTICIPANTES, ellos merecen respeto, y no debe ser que cualquiera que tiene un perro de mediana calidad sea juez de un evento dónde se requiere conocimiento y entendimiento de la función del perro.
Si hay oportunidad de mostrar a nuestros perros en un evento de calidad con jueces de calidad siempre valdrá la pena.
Nuestro deber como participantes es hacer nuestra tarea y conocer más sobre quien nos juzgará, conocer su historia y saber que tipo de perro y presentación puede ser de su preferencia, es mejor optar por jueces de renombre con calidad moral y calidad en su crianza.
Yo los dejo pues tengo que ir a checar mi olla express pues estoy preparando unos juececitos al vapor...
Provecho!!

Comentarios