Un delito que no cometí

Dirigió un teatro de ADBA en Latino América, se decía estar acreditado por dicha organización y ésta nunca lo reconoció. Después en México lejos de su tierra de la mano con otro truhán cobró registros por encima de su valor, por fortuna dicha asociación devolvió el excedente a los afectados.
Más tarde se asoció con otro tranza, creando así un mito de ser juez y tener una organización sin alcances, además de decir que el APBT debe ser juzgado por su corazón y no por su estándar; su último atentado fue no asistir a un evento en Tabasco, México , al ser detenido en el aeropuerto por un delito que no cometió, debo aclararte Marcelo, que si has cometido un crimen: estar en el APBT.

Comentarios